Rusia y Estados Unidos entorpecen la prohibición de los robots asesinos


Los dos países más pesados del tablero geopolítico, EEUU y Rusia, no tienen prisa por prohibir las armas capaces de matar sin tutela humana. Este miércoles se celebró el encuentro informal y de carácter técnico que debía decidir las fechas, financiación y forma en que los estados firmantes de la Convención sobre Ciertas Armas Convencionales sentarán las bases legales acerca de las armas autónomas letales, coloquialmente conocidas como robots asesinos. Faltan dos días para que acabe la cita y, de momento, sigue el vaivén de delegaciones, reuniones y debates.

Al inicio de la semana, los 123 países ratificantes de la Convención -incluida España- mostraron sus posturas oficiales acerca de esta polémica tecnología militar y su futura situación legal, fuera del limbo actual a falta de regulación y prohibición internacional. Ningún país reconoce abiertamente haber utilizado robots armados y autónomos sobre el campo de batalla, pero las potencias con posiciones más ambiguas son al mismo tiempo las más punteras en materia de tecnología militar: Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia, además de Israel, Corea del Sur e India. Washington sí ha desplegado sistemas armados capaces de operar de forma autónoma en Afganistán y Pakistán -no está probado que los haya programado para matar sin autorización humana-, mientras que Israel habría desarrollado una aeronave autónoma capaz de localizar y estrellarse contra su objetivo.

>> Seguir leyendo en www.lamarea.com