Beduinos palestinos se enfrentan a la discriminación israelí desde el río hasta el mar

Palestinos transfieren los escombros de sus de vivienda después de que fuese destruidas por las excavadoras israelíes el 19 de agosto de 2013 [Saeed Qaq / Apaimages]

¿Lo harán o no? y, ¿cuándo? Esta ha sido la interrogante que se plantea constantemente durante las últimas semanas sobre la intención de Israel de expulsar a los beduinos del pueblo de Um Al-Hiran en el Negev.

Su expulsión y la demolición de su pueblo se iban a realizar el martes 22 de noviembre, tras el anuncio de la Autoridad de Tierras de Israel. Una apelación a último minuto presentada ante el Tribunal de Beersheba fue rechazada. En este caso, la orden de demolición fue aplazada por la policía, alegando que era "para permitir que el proceso legal se agotara después de que una apelación se presentara a última hora ante la corte". Sin embargo, también puede haber sido debido a una muestra de solidaridad por parte de activistas y miembros de la Knesset que pasaron la noche allí y, posiblemente, la presión internacional.

>> Seguir leyendo en palestinalibre.org